• +569 4239 9706 / +569 4345 5580 / AV. KENNEDY 9000, Esquina Antuco

LA NEGACIÓN

¿Qué es?

Lograr que un ser querido ingrese a un tratamiento para el consumo de alcohol o drogas no siempre es fácil, debido a que la persona cae en negación. Muchas personas no están preparadas para reconocer que tienen un problema y mucho menos para estar internados 15 o 30 días. La negación es uno de los obstáculos que impiden que una persona adicta reciba tratamiento. Desde afuera puede ser difícil comprender cómo su ser querido puede negar su adicción y los problemas que ésta provoca, cuando para todos los que lo rodean parece ser tan obvia. En primer lugar, los pensamientos de la persona adicta pueden no estar alineados con los de sus cercanos debido a que están nublados por el consumo de la sustancia. Un trauma o trastorno del ánimo también puede estar interfiriendo en su capacidad de pensar claramente y en forma sensata. Los adictos además pueden tener ciertas actitudes o creencias equivocadas sobre su consumo, tales como:


• No les importa nada: Algunos/as adictos/as llegan a un punto en que no les importa su vida ni el daño que se están haciendo a sí mismos.
• Creen que tienen el control: Su ser querido puede creer que puede dejar de consumir cuando quiere.
• No creen que su adicción esté dañando a otras personas: Los/las adictos/as pueden tener dificultades para ver cómo su adicción afecta a sus cercanos.
• Se ven a sí mismos/as como víctimas: Los/las adictos/as pueden creer que están sometidos/as a más estrés que todos los demás o que la vida les juega en contra y que necesitan el alcohol o la droga para sobrellevarlo.

Cuando un ser querido sufre de adicción al alcohol o a las drogas y se rehúsa a recibir tratamiento, la negación puede presentarse de varias formas, tales como:

• Manipular a los cercanos adoptando el rol de víctima o mártir
• Acusar a los cercanos queridos de juzgarlos/las o condenarlos/las por haber sido sincero/a sobre de su propio consumo
• Negar que sufren de adicción
• Culpar a los cercanos de los problemas que sufren a causa de su consumo
• Ignorar las acciones dañinas o peligrosas que sus cercanos les han hecho ver

Si su ser querido presenta alguna de las actitudes antes enumeradas, es muy probable que esté en negación acerca de su consumo. Lamentablemente, si esto continúa puede tener consecuencias graves.
- La negación distorsiona la realidad. Cuando una persona niega su adicción, trata de manipular a sus seres queridos para que crean lo mismo. Esto incluso puede llevar a los seres queridos a cuestionar su propia percepción de la situación o dudar de que lo que creen es un problema real. Esta distorsión de la realidad es la forma en que el/la adicto/adicta ignora el problema.
- La negación provoca aislamiento. La persona adicta puede estar cansada de que sus cercanos la confronten acerca de su consumo, lo que la lleva a alejarse y buscar el aislamiento. Es posible que elija pasar tiempo con personas que también consumen para escapar de la crítica.
- La negación incuba conductas codependientes. Cuando Ud. está continuamente tratando de lograr que su ser querido vea su problema de adicción, es posible que Ud. comience a desarrollar conductas codependientes que no son saludables ni para Ud. ni para la persona adicta. La única forma de evitar esto es desconectarse y dejar que el/la adicto/a experimente las consecuencias de sus decisiones. Esto puede ser sumamente difícil y doloroso, pero eventualmente puede animar a su ser querido a buscar ayuda.

¿Cómo ayudar a un/una adicto/a que está en negación?
Ud. probablemente se preguntará cómo podría ayudar a su ser querido si el/ella ni siquiera reconoce que tiene un problema.
Aunque es fácil desanimarse y sentir que es inútil tratar siquiera, existen varias formas en que Ud. puede intentar ayudar a un/una adicto/a que está en negación.

1. Organice una intervención
Muchos familiares de personas que sufren de adicción pueden temer que una intervención organizada sólo alejará a su ser querido y hará que se sienta juzgado/a o acusado/a. Aunque esto puede suceder a veces, la mayoría de las intervenciones organizadas son altamente exitosas en lograr que la persona adicta acepte ayuda e ingrese a un programa de tratamiento. Si le preocupa que su ser querido pueda no responder bien a una intervención, puede ser recomendable buscar ayuda profesional para realizarla.

2. Tenga paciencia
Aunque su ser querido se rehúse a recibir tratamiento, averigüe sobre alternativas de tratamiento y lugares de internación. La mayoría de las personas que sufren de adicción suelen tener momentos en que toman conciencia de su situación y piden ayuda. Es ahí cuando se debe actuar de inmediato y llevar a la persona sin demora al lugar que se haya elegido previamente. La disposición a recibir ayuda suele durar poco tiempo, pero cuando la persona ya está en manos de un equipo especializado, los profesionales sabrán manejar su resistencia.

3. Soltar
Esta tal vez sea la decisión más difícil para una cercano a una persona que sufre de adicción. En algunos casos, no hay nada más que se pueda hacer por la persona adicta y él o ella debe lograr por si solo/a reconocer su adicción. Puede ser difícil ver cómo la persona adicta lucha, especialmente cuando las consecuencias pueden poner en peligro su vida, pero a veces es la única forma.

Referencias:
http://engagedscholarship.csuohio.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1018&context=clsowo_facpub
https://drugfree.org/learn/drug-and-alcohol-news/many-states-allow-involuntary-commitment-addiction-treatment/
https://www.marchmanactflorida.com/marchmanact/