• +569 4239 9706 - AV. KENNEDY 9000

HECHOS QUE LOS PADRES DEBEN CONOCER ACERCA DE LA MARIHUANA

Las investigaciones muestran que aun queda mucho camino que recorrer para prevenir el consumo de marihuana en jóvenes y evitar así el daño que puede causar en sus vidas. Los padres tienen un papel importante en este esfuerzo y pueden influir de manera importante en las actitudes y conductas de sus hijos. Sin embargo, es cada vez más difícil hablar de la marihuana , en parte debido a las contradicciones que produce el hecho que se busque legalizar la marihuana como herramienta terapéutica o de uso médico. Además, es probable que muchos padres hayan consumido marihuana cuando eran más jóvenes lo que les puede dificultar conversar abiertamente sobre el tema y establecer normas al respecto.

Hablar con nuestros hijos sobre el consumo de sustancias no siempre el fácil, pero es crucial. La información entregada a continuación está destinada a facilitar esta tarea.

¿Por qué consumen marihuana los jóvenes?

Los jóvenes comienzan a consumir marihuana por muchas razones: curiosidad, la presión de los pares, el deseo de encajar con los amigos y conocidos. Aquellos que ya comenzaron a fumar cigarrillos o a beber alcohol, o ambos, tienen mayor riesgo de comenzar a consumir marihuana también. Asimismo, las personas que padecen trastornos de salud mental no tratados (tales como depresión, ansiedad, trastornos de conducta o trastorno por déficit atencional) o que han vivido situaciones traumáticas, presentan un mayor riesgo de consumir marihuana u otras drogas a temprana edad.

Algunas drogas se comienzan a consumir como una forma de lidiar con la ansiedad, la rabia, la depresión, el aburrimiento u otros sentimientos displacenteros. Pero también drogarse puede ser simplemente una forma de evitar los problemas y los desafíos de crecer. Las investigaciones además muestran que si otros miembros de la familia consumen alcohol y drogas esto influye de manera importante en el inicio del consumo de los jóvenes. Los padres, abuelos y hermanos mayores son modelos que los jóvenes imitan. En general, todos los aspectos del ambiente en que se desenvuelve un adolescente – hogar, colegio, comunidad- pueden influir en si prueba o no las drogas.

¿Cómo puedo evitar que mi hijo/a consuma marihuana?

Investigaciones muestran que los padres ejercen una gran influencia en sus hijos, incluso cuando no parecen hacerlo. Hable abiertamente con sus hijos e involúcrese activamente en sus vidas.

Para ayudarle a comenzar, la siguiente sección entrega información clave sobre hallazgos en la investigación sobre la marihuana que Ud. puede compartir con sus hijos para ayudarles a separar hechos de mitos y a tomar la mejor decisión posible. Estos puntos clave abordan el tipo de preguntas y comentarios que los adolescentes suelen hacer al respecto. A continuación viene un listado de preguntas frecuentes y recursos adicionales para que Ud. quede equipado con aun más información.

¿Sabiás que…?

La marihuana puede ser adictiva. A pesar de la creencia contraria, el consumo repetido de marihuana puede llevar a una adicción, lo que significa que la persona tiene problemas para detener el consumo que cuando quieren hacerlo aunque el consumo esté teniendo un impacto negativo en sus vidas. Las investigaciones sugieren que aproximadamente el 9% de las personas que consumen marihuana desarrolla una adicción. Esta tasa aumenta casi al doble, 17 %, cuando el consumo de marihuana se inicia durante la adolescencia.

La marihuana es peligrosa cuando estás conduciendo. La marihuana afecta el juicio y muchas otras habilidades que se necesitan para conducir: la alerta, la concentración, la coordinación y el tiempo de reacción. Al haber consumido marihuana se hace difícil calcular las distancias y reaccionar a las señales y los ruidos en la calle. La marihuana es la droga ilegal que con mayor frecuencia se detecta en accidentes automovilísticos mortales, a veces combinada con alcohol y otras drogas. Se cree que la marihuana por sí sola casi duplica la probabilidad de que un conductor se vea involucrado en un choque y combinada con alcohol es aun más peligrosa. La marihuana se asocia a notas más bajas, fracaso escolar y menor calidad de vida. La marihuana ejerce muchos efectos negativos sobre la atención, la memoria y el aprendizaje que pueden persistir después de que pasa el efecto inmediato de la droga, especialmente en personas que consumen regularmente. Alguien que consume marihuana a diario puede estar funcionando a un nivel intelectual reducido la mayor parte del tiempo o siempre. Las investigaciones recientes han demostrado que las personas que consumen marihuana en forma persistente y que comenzaron a consumirla intensivamente de adolescentes, perdieron de forma permanente un promedio de 6 y hasta 8 puntos de coeficiente intelectual al llegar a la adultez media. Comparados con sus pares que no consumen, los estudiantes que consumen marihuana tienden a obtener calificaciones más bajas y presentan mayor probabilidad de fracaso escolar. Las personas que consumen marihuana regularmente por largo tiempo presentan una menor satisfacción vital general, incluyendo peor salud física y mental, problemas de memoria y relacionales, sueldos más bajos y menor éxito profesional.

La marihuana se asocia a algunas enfermedades mentales. A pesar de que los científicos aun no comprenden completamente la manera en que el consumo de marihuana puede impactar en el desarrollo de enfermedades mentales, las dosis altas pueden desencadenar una psicosis aguda (pensamiento alejado de la realidad, a veces incluye alucinaciones)o ataques de pánico. En las personas que ya padecen esquizofrenia, el consumo de marihuana puede agudizar estos síntomas. La evidencia también sugiere que el consumo temprano de marihuana puede aumentar el riesgo de padecer trastornos psicóticos en las personas que presentan un mayor riesgo genético de desarrollar estos trastornos.