• +569 4239 9706 - AV. KENNEDY 9000

ALCOHOLISMO

¿Cuándo se corre riesgo de volverse alcohólico?

¿Cómo se reconoce el alcoholismo?

Las primeras sospechas generalmente surgen a raíz de conductas llamativas y síntomas corporales. Los alcohólicos a menudo son muy irritables y sensibles a la confrontación con su problema. El dependiente del alcohol con frecuencia esconde reservas de alcohol. Generalmente trata de ocultar su consumo y de disimular su hálito alcohólico mediante gomas de mascar, enjuagues bucales u otros.

¿Cuándo una persona sufre de alcoholismo?

- Siente un deseo incontrolable de continuar bebiendo después de consumir una pequeña cantidad de alcohol.

- Continúa bebiendo a pesar de saber que debería detenerse.

- Necesita cada vez más alcohol para lograr el mismo efecto.

- Bebe solo/a y en secreto.

- Asume y acepta un daño a su organismo como consecuencia de su consumo de alcohol.

- Afecta su relación con otras personas debido a su conducta bebedora.

- Bebe para atenuar los síntomas de abstinencia.

- El pensamiento y la motivación se centran en el consumo de alcohol y esto conduce a un descuido progresivo de la vida social y otros intereses.

¿Qué alternativas de terapia existen?

Al diseñar un tratamiento es importante que éste se adapte a la individualidad de cada paciente. Una condición necesaria para una terapia exitosa es que el paciente desee detenerse y que tenga la disposición a tolerar las etapas difíciles. Estas condiciones no necesariamente se dan en las primeras sesiones de tratamiento, momentos en que el paciente con frecuencia está ambivalente con respecto a su tratamiento. Sin embargo, la ambivalencia va cediendo a medida que recibe las acciones del tratamiento y comienza a ver el efecto positivo de éste. En todo este proceso es fundamental el apoyo de su entorno social, es decir, la colaboración de su red de apoyo.